Si te gusta, comparte
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Puertas de Tierra desde la Plaza de la Constitución

Situada en la Plaza de la Constitución, nos encontramos ante uno de los monumentos clave para entender la ciudad en muchos de sus aspectos.

Las primeras noticias sobre su existencia datan de principios del siglo XVI. Tras el Descubrimiento de América, la población de la ciudad aumentó considerablemente y comenzaron a construirse casas anexas a la muralla existente. Estos arrabales, proporcionaba una situación de inseguridad ante los crecientes ataques a la ciudad, como el de Barbarroja o Drake. Por eso, se amplió el sistema defensivo con esta nueva construcción, que consistió en un muro de tierra y fue destruido, sin mucho esfuerzo en el saqueo anglo-holandés de 1596.

Con la reconstrucción de un nuevo sistema defensivo, la ciudad logró resistir a un nuevo ataque en 1625, y es a partir de entonces que se decide rodear la ciudad con defensas.

No es hasta 1731, cuando comienzan a producirse grandes cambios en la muralla. Las reformas son encargadas a los ingenieros Ignacio Salas y Juan Martín Cermeño. En ella se sigue el mismo estilo que se está aplicando en todas las plazas fuertes de Europa y se incorporan el sistema de bóvedas, glacis, contraminas y  cuarteles. Para hacernos una idea del aspecto que tenía en esta época, se puede visitar el Museo de las Cortes de Cádiz, donde encontraremos una maqueta de la ciudad realizada entre los años 1777 y 1779. Aquí también podrás percibir que se construyó en la parte más angosta de la ciudad.

El nombre actual lo recibe en el S. XVIII y desde entonces su diseño apenas ha cambiado. Debido a la necesidad del paso de vehículos, se remodela el conjunto, con un cambio del torreón (en su parte superior) y la apertura de dos grandes arcos, por los que actualmente discurre el tráfico El muro es de piedra ostionera, otro símbolo característico de la arquitectura gaditana.

Como dato curioso, fíjate en la parte izquierda del muro, podrás encontrar embebida una de las antiguas entradas. Coronando el eje central, se erige el torreón, por donde han pasado desde las luces de Navidad, hasta un Hércules en Carnaval. En su parte delantera nos encontramos con un conjunto de columnas pareadas, diseñado por José Barnola. Delante del mismo, tenemos una fuente (¡Ojo! que para algunos será lo más importante) que es donde se celebran los ascensos del Cádiz CF. Y salvaguardando la fuente, sobre columnas, se encuentran los patronos de la ciudad; San Servando y San Germán, esculpidas por los hermanos Andreoli en Génova.

Antes de la transformación
(Guía de arquitectura de Cádiz)

Por la cara interna de la muralla, nos encontramos con la sorpresa de un adosado de mármol a modo de arco triunfal, realizado por Torcuato de Cayón. Desde aquí se accede a las bóvedas que dan entrada al monumento. Tendrás que indagar un poco para encontrar el acceso al paseo superior, pero lo hay, no vayas a darte la vuelta. Una vez allí, podrás acceder al interior de la torre, donde hay imágenes que muestran la evolución más reciente de las murallas.

¿Por qué debes visitarlo?

¿A quién no le gusta indagar por un recinto amurallado? Sin duda, yo soy de las que con el simple hecho de pasear por ellos, me traslado a otra época y me encanta descubrir que veían desde allí.

Vistas, vistas y más vistas. Desde este punto podemos contemplar:

  • Los Baluartes de San Roque y Santa Elena que cierran este conjunto amurallado.
  • La Zona de Puerta Tierra (si, lo sé, estamos en las Puertas de Tierra, pero es como se llama a todo lo construido desde la Plaza de la Constitución hasta el Puente Carranza).
  • El Casco Antiguo. Las azoteas del Barrio de Santa María, la Catedral de fondo y el puerto a la derecha, merece la pena la perspectiva. Y desde aquí podrás empezar a comprobar algo muy característico de nuestra ciudad, las torres miradores.
  • El Puente de la Pepa (o el puente nuevo).

Más información sobre la arquitectura defensiva de la ciudad y sobre el monumento. Es un buen punto de partida para ir haciéndose una idea general.

Estás traspasando una frontera sin que te pidan pasaporte. Aquí se encuentra el eje más simbólico de la ciudad, separa la parte nueva, de la antigua, Cadi. Esto es algo que siempre llama la atención al que no es de la ciudad, al casco antiguo lo llamamos Cadi (Cádiz). Y a los nacidos y/o residentes fuera de las murallas beduinos (ahí entro yo). Y esto, es real como la vida misma.

¿Y ahora que lo he visto, que?

Has subido y bajado, no es muy alto, pero si el día es soleado, seguro que te ha pasado factura.

Para reponer fuerzas te propongo dos opciones que a mi me gustan mucho. La primera es el Saja River, desde una cervecita hasta comer. Si no te ha dado curiosidad el local por fuera, pasa por su perfil en instagram, que seguro que se te va antojando algo.

Si prefieres tomar algo con el mar de fondo, entonces dirígete a El Pelícano (abren a las 18:00h así que no es una opción para la mañana).

Si no es hora de tomarse algo, o simplemente no te apetece; no te vayas muy lejos. En los Baluartes de San Roque y Santa Elena, que son los que cierran el conjunto, tenemos dos opciones culturales más para nuestro plan. Por un lado el Museo del Títere y en el opuesto el Museo Litográfico. Hablaremos de ambos en entradas posteriores.

Sólo falta un poco de información básica

Paseo superior

Horarios
De lunes a viernes: 9:30 – 13:30 / 18:15 – 20:15
Sábados: 10:00 – 13:00
Entrada gratuita

Cómo llegar:

Ten cuidado, porque si preguntas en Cádiz, corres el riesgo de que te digan: «eso está ahí al lao» (Cádiz es pequeño, pero igual, no te apetece andar). No te fíes mucho del gaditano en ese aspecto, que como ya te he dicho, ¡somos exageraos pa tó! Pero en honor a la verdad, es que en Cádiz puedes ir andando a todas partes.

En autobús urbano: En la Avenida Andalucía tenemos una parada muy próxima, por donde pasan las líneas 1,2,3 y 7. Así que tienes acceso desde casi cualquier zona.

Si vienes de fuera: Pasado el monumento, y bajando por la Cuesta de las Calesas tenemos las estaciones de autobús y tren.

Ya sabéis que soy muy adicta a los mapas, así que esta ocasión no va a ser menos. Os dejo todos los sitios indicados anteriormente y lo iremos ampliando poco a poco.

https://drive.google.com/open?id=1C-02-4SNhXAWwPJ8VSdFoY-uU3vaK7Qv&usp=sharing

Si te gusta, comparte
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter